Fue asesinado el alcalde de Malinaltepec, municipio de La Montaña de Guerrero, Acasio Flores Guerrero, quien había sido retenido por habitantes de una localidad la noche del jueves pasado.

El presidente municipal de Malinaltepec se encontraba inaugurando una calle en obra en la colonia Guadalupe, anexo de Alacatlatzala, cuando habitantes de esa localidad lo golpearon y lo privaron de su libertad junto con 4 de sus colaboradores.

El cuerpo del alcalde guerrerense fue encontrado en la batea de la camioneta del propio Acasio Flores.

En un video que la tarde de este viernes subieron a redes sociales, tanto la esposa del alcalde, Deyanira Bernardino Arzate, como autoridades del ayuntamiento municipal pidieron al gobierno del estado su intervención para localizar con vida a Flores Guerrero y rescatarlo de sus captores.

En ese municipio persiste un conflicto agrario por 3 mil hectáreas de tierras, entre los núcleos agrarios de Malinaltepec y Acatlatzala desde hace unos 50 años.

La mañana de este viernes, el gobierno del estado a través de un comunicado emitido desde la Secretaría de Seguridad Pública estatal, informó que con base en la comunicación con integrantes del Comisariado de Bienes Comunales de Alacatlatzala, éstos confirmaron, que la víctima se encontraba bien y con vida.

En el documento oficial también se informó que los vecinos de colonia Guadalupe colocaron piedras sobre la carretera para impedir el paso a las autoridades del gobierno, que buscaban dialogar con los inconformes y rescatar al edil.

Cuando se confirmó el homicidio de Acasio Flores, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, condenó “de manera enérgica” el asesinato del alcalde de Malinaltepec, y con profundo respeto expreso mi más sincera solidaridad y condolencias a los familiares y amigos del edil, con quienes me he mantenido en contacto”.

En la publicación que hizo en Facebook, la mandataria estatal señaló que solicitó a la Fiscalía General del Estado de Guerrero que realice una pronta y exhaustiva investigación que permita identificar, localizar y llevar ante la justicia a las personas responsables de este lamentable crimen.