TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis.- Al menos cinco personas fueron asesinadas y tres más quedaron heridos de balas, luego de que un grupo armado perpetrara un ataque contra un grupo de hombres en Pantelhó, municipio ubicado en Chiapas.

La Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía de Justicia Indígena dijo esta mañana que investiga los hechos de violencia suscitados en el municipio de Pantelhó, Chiapas.

Preliminarmente, dijo la Fiscalía estatal, cinco personas perdieron la vida y hay tres personas detenidas.

¿Qué pasó en Pantelhó este 14 de junio?

Unas cinco personas fueron asesinadas en el municipio de Pantelhó, al ser atacadas con armas de fuego en la entrada principal de la cabecera municipal, de acuerdo con un informe de la Fiscalía e información del juez municipal, en hechos ocurridos la mañana de este viernes.

Se dijo que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) lograron la detención de al menos tres personas del sexo masculino relacionadas con estos hechos de violencia y serán puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado.

Por el momento no están identificadas las víctimas ni los detenidos. Esta fiscalía continuará con las investigaciones para deslindar responsabilidades.

Pantelhó es un municipio de los Altos de Chiapas donde el grupo armado autodenominado Autodefensas ‘Los Machetes’ se disputa desde mediados del 2021 el control del ayuntamiento y del territorio, con otro grupo armado denominado ‘Los Herreras’.

De última hora se dio a conocer que fueron alrededor de seis personas las asesinadas. Entre ellos una persona del sexo masculino, su pareja y cuatro menores de edad, un niño y tres niñas.

La violencia se extiende en Chiapas

También en junio se informó del éxodo que hubo en el municipio de Tila, con más de 4 mil personas huyendo del lugar debido a la violencia de grupos armados locales.

Tila es un municipio de la zona norte del estado de Chiapas, colindante con el vecino estado de Tabasco, es una zona del pueblo originario chol. Es sede de uno de los santuarios religiosos más importantes del estado, donde se celebra cada año al Señor de Tila, un Cristo Negro que atrae a miles de devotos.

Desde hace algunos años, dos grupos armados locales se disputan en control de ese pueblo y las comunidades de sus alrededores. Los ejidatarios que se dicen ‘Los Autónomos’ contra otro grupo grupo armado que se hacen llamar ‘Los Karma’.

La violencia de esta semana se debió a los enfrentamientos entre dichos grupos.

Ahora, con Tila como pueblo casi vacío después de los ataques en el municipio, solo quedaron un puñado de habitantes, en su mayoría personas de la tercera edad quienes además de ser de bajos recursos, sufren diversos padecimientos y enfermedades que les impidieron dejar su hogar por la violencia y ahora se les ve caminar por las deterioradas calles, entre los comercios de artículos religiosos y casas cerradas, en busca de comida y servicio médico.

Desde el lunes pasado, el Gobierno ha tratado de convencer a la población de volver al municipio. Sin embargo, las víctimas insisten en que “no hay condiciones para su retorno”.

Con información de EFE.