Un incendio provocado probablemente por la explosión de baterías de litio en una fábrica cerca de Seúl dejó 22 muertos este lunes, en su mayoría trabajadores chinos, e hirió a ocho, según las autoridades.

El fuego comenzó después de que explotaron baterías cuando los trabajadores las estaban revisando y empacando en la segunda planta de la fábrica en la ciudad de Hwaseong, justo al sur de Seúl, en torno a las 10:30 de la mañana, según dijeron los bomberos, que citaron a un testigo.

La causa del siniestro se investigará, añadieron las autoridades.

Entre los muertos había 18 chinos, dos surcoreanos y una persona de Laos, señaló el funcionario local de bomberos Kim Jin-young en una conferencia de prensa televisada. La nacionalidad de uno de los fallecidos no se había verificado por el momento.

¿Por qué hay ciudadanos chinos entre los muertos?

En las últimas décadas, muchas personas de China, incluidas algunas de etnia coreana, han emigrado a Corea del Sur en busca de empleo. Como otros migrantes extranjeros de naciones del sureste asiático, a menudo terminan en fábricas o puestos físicamente exigentes o mal pagados que rechazan los surcoreanos más acomodados.

Kim agregó que todavía no se había localizado a un trabajador de la fábrica y los rescatistas continuaban buscando en el lugar. Dos de los ocho heridos estaban graves, señaló.

Se movilizaron más de 100 bomberos que utilizaron camiones bomba, pero tuvieron dificultades para apagar el incendio porque las baterías de litio no son fáciles de extinguir con métodos convencionales, declararon funcionarios citados por el diario Yonhap.

El fuego se extendió rápidamente y las baterías explotaron continuamente en la planta donde se cree que estaban almacenadas alrededor de 35 mil baterías.

Así fue el incendio en la fábrica de baterías de litio

El fuego comenzó en uno de los edificios propiedad de una empresa llamada Aricell. Kim comentó que probablemente los muertos no habían logrado escapar por las escaleras que llevaban al suelo. Las autoridades investigarán si había sistemas de extinción de incendios en el recinto y si funcionaron, añadió.

En la fábrica trabajaban un total de 102 personas cuando comenzó el fuego, puntualizó el funcionario local del cuerpo de bomberos. .

El primer ministro, Han Duck-soo, que es el número dos del gobierno, y el ministro de Interior y Seguridad, Lee Sang-min, visitaron el lugar más tarde este lunes 24 de junio. Han pidió a las autoridades que prestaran asistencia del gobierno para servicios funerarios y programas de ayuda a familiares de las víctimas, según la oficina de Han.

Las acciones de S Connect, que posee 96 por ciento de Aricell, bajaron 23 por ciento al cierre de las operaciones en Seúl, una caída récord. Aricell, que no cotiza en bolsa y fabrica baterías utilizadas en dispositivos médicos y de medición de servicios públicos, generó 4.790 millones de wones (3.45 millones de dólares) en ingresos el año pasado.

Con información de Bloomberg