La firma de inversión familiar del multimillonario Carlos Slim reveló este miércoles 12 de junio una participación de 3.2 por ciento en BT Group, empresa de telecomunicaciones británica, cuyo nuevo CEO revirtió las caídas de las acciones y aumentó el dividendo en el último mes.

Control Empresarial de Capitales, la firma de Slim, cruzó un umbral regulatorio que le exige informar su participación el 6 de junio, dijo BT en un comunicado.

Carlos Slim, de 84 años, es la 17ª persona más rica del mundo, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg. El magnate mexicano obtuvo la mayor parte de esa fortuna de América Móvil, el operador móvil más grande de América Latina. Aparte de la firma de inversión familiar de Slim, América Móvil es también el mayor accionista de Telekom Austria y posee una participación en la operadora neerlandesa Royal KPN.

¿Qué dijo BT Group sobre la inversión de Slim?

Un representante de BT dijo que espera colaborar con la firma de inversión de la familia Slim y remarcó que da la bienvenida a “cualquier inversor que reconozca el valor a largo plazo de nuestro negocio”.

Un portavoz de Control Empresarial de Capitales no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La directora ejecutiva de BT, Allison Kirkby, está trabajando para reducir costos y revertir las pérdidas de acciones en la empresa de telecomunicaciones de Reino Unido. En mayo, anunció un aumento sorpresa de dividendos, lo que hizo que las acciones subieran más en ese día en 24 años. Kirkby también dijo que su objetivo sería recortar 3 mil millones de libras (3.9 mil millones de dólares) en costos anuales para el año fiscal 2029.

Las acciones de BT ganaron 1.1 por ciento en las operaciones de Londres el miércoles para cerrar en 129.40 peniques. Las acciones han subido 4.7 por ciento en 2024.

¿Por qué multaron a América Móvil?

Dos filiales de América Móvil, la empresa mexicana de telecomunicaciones que opera una red de cable interoceánico para transportar datos a través de Estados Unidos y Sudamérica, fueron multadas por reguladores estadounidenses por no haber solicitado las aprobaciones adecuadas.

Latam Telecommunications y Puerto Rico Telephone —ambas identificadas como unidades indirectas de propiedad mayoritaria de la empresa de telecomunicaciones de Slim— fueron sancionadas con 1 millón de dólares cada una y sometidas a planes de cumplimiento después de no obtener autorización antes de conectar nuevas estaciones de aterrizaje de cables submarinos, informó en mayo la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC).

Según la Comisión, al no solicitar la aprobación, las empresas eludieron el proceso gubernamental de examen de los problemas de seguridad nacional.

Las multas se producen en un momento en que los Gobiernos de todo el mundo están cada vez más preocupados por la seguridad de los cables submarinos que transportan datos y que sirven de columna vertebral a los servicios de internet. En los últimos años, las autoridades estadounidenses han advertido contra el desarrollo de cables submarinos de comunicaciones, especialmente en China.