La violencia sacudió la Villa San Carlos en el municipio de Macuspana, Tabasco, cuando un ataque en un bar clandestino dejó un saldo preliminar de seis muertos y nueve heridos.

El incidente ocurrió en el bar “De Luci”, donde tres personas llegaron a bordo de motocicletas, ingresaron al establecimiento y comenzaron a agredir a los clientes.

Los agresores también usaron cuchillos y navajas para intentar degollar a los presentes. El ataque dejó al menos dos heridos en estado grave, uno de ellos señalado como un policía estatal que se encontraba afuera de este lugar, aunque no se sabe si también era cliente del mismo.

Algunas de las víctimas fueron trasladadas de inmediato al hospital regional de la zona y otros a clínicas en la capital del estado, debido a la gravedad de sus lesiones.

Fuentes al interior de la Fiscalía General del Estado sólo confirmaron el número de fallecidos, pero no dieron mayor información respecto del móvil detrás de estos hechos sangrientos.

Una semana de horror en Macuspana, tierra de AMLO

Este incidente violento se suma a otros recientes en Macuspana. Apenas el domingo pasado, tres varones, incluido un menor de 16 años, fueron ejecutados y decapitados en este municipio. Sus cuerpos fueron abandonados frente a un jardín de niños con un letrero presuntamente firmado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) , generando una ola de consternación y preocupación entre los residentes.

La tarde de este jueves 13 de junio, fueron localizados dos hombres baleados en la carretera federal que va del municipio de Cárdenas a Huimanguillo a la altura del ejido El Dorado.

Los primeros reportes señalan que las víctimas son dos hombres, los cuales presentaban impactos de bala en la espalda y la cabeza y tenían las manos atadas. Uno aún agonizaba cuando los pobladores llamaron a los servicios de emergencia.