Esta vez sí puedes mirar directo al cielo. Uno de los eventos astronómicos de junio es la Luna de Fresa, que ocurre dos días después del solsticio de junio y con ello, la llegada del verano.

Durante este fenómeno astronómico, la Luna se encuentra en su punto más cercano a nuestro planeta, por lo que el tamaño del astro parece mayor, pero solo es una ilusión óptica.

La Luna de Fresa es también la última luna llena de la primavera o la primera del verano. Para apreciarla, no será necesario usar binoculares o telescopio, pero se recomienda alejarse lo más posible de la contaminación de luces artificiales, como la luminaria de la vía pública.

¿Por qué se le llama Luna de Fresa?

La Luna no se volverá color rosa como las fresas. En realidad este nombre se le atribuye porque se le relaciona con la temporada de cosecha de la fruta, al noreste de América del Norte.

Los pueblos originarios de Norteamérica habrían sido los que denominaron a la luna llena de junio, como de ‘fresa’, debido a que coincide con la cosecha del fruto rojo, explicó para la BBC Felicia Chou, vocera de la NASA.

Es posible que en algunas ocasiones nuestro satélite natural sí se torne rojizo y esto se debe a su posicionamiento.

Según expertos de la NASA, la apariencia de la Luna depende de que tan lejos esté de la línea del horizonte. Cuando se encuentra cerca, se puede ver un tono rojizo.

Cuando se localiza más alta, se percibe más ‘blanca’. Pero esta situación no necesariamente coincide con la Luna de Fresa de junio.

La Luna llena de junio es llamada Mead Moon y Honey Moon en Europa, ya que en esta temporada se produce abundamente el alimento.

¿Cuál es el mejor momento para ver la Luna de Fresa 2024?

La Luna de Fresa podrá apreciarse el sábado 22 de junio, a la 01:08 de la madrugada. En esta ocasión no coincidirá con la entrada del verano; la última vez que esto ocurrió fue en 2016.

En Perú, la Luna de Fresa traerá el invierno. Otras fases lunares que estarán presentes en junio son la Luna nueva el 6, cuarto creciente el 14 y cuarto menguante el 28.

Otro fenómeno astronómico que ocurrirá en el sexto mes del año ocurrirá el 22 de junio, cuando se podrá ver con claridad una lluvia de meteoros Bootidas, cuya actividad comenzó el 22 de mayo y termina el 2 de julio.

Se podrán ver entre 0 y 100 meteoros por hora y el cuerpo principal responsable de la lluvia es el cometa 7P/Pons-Winnecke.