Las recientes olas de calor que han azotado gran parte del país han puesto a prueba a muchos hogares mexicanos. Con las temperaturas alcanzando niveles récord, las personas se ven obligadas a recurrir a utilizar más ventiladores, encender el aire acondicionado con mayor frecuencia y bajar aún más las temperaturas de los refrigeradores, lo que genera un aumento considerable en los costos de energía eléctrica.

Sin embargo, existe una solución inteligente que puede ayudarte a mantener tu casa fresca sin elevar tanto tu recibo de luz: los aislantes térmicos para techos y paredes exteriores. Estos productos, además de brindar impermeabilización, cuentan con propiedades que reflejan el calor del sol evitando que se transfiera al interior de la vivienda.

Claudia Contreras, Chief Marketing Officer de Comex, señaló que han desarrollado impermeabilizantes con aislante térmico enfocados en mejorar la calidad de vida de las personas durante estas temporadas de calor extremo.

“Tenemos estos impermeabilizantes que al mismo tiempo tienen un aislante térmico incorporado, y entonces tienen la capacidad de disminuir la temperatura en las superficies exteriores hasta 15 grados celsius, y al interior en espacios cerrados de entre 5 y 7 grados de diferencia”, explicó el especialista.

¿Cómo funciona esta tecnología? A diferencia de los impermeabilizantes rojos tradicionales, estos aislantes térmicos son de color blanco y tienen una fórmula antirreflejante, lo que ayuda a reflejar de manera eficiente los rayos solares en lugar de absorber su calor. Se aplican directamente en techos y paredes exteriores formando una capa protectora.

Contreras señaló que los aislantes térmicos de excelente calidad tienen hasta un 26 por ciento más de efectividad contra el calor que otros impermeabilizantes blancos existentes en el mercado, e incluso superan en 63 por ciento la efectividad contra impermeabilizantes de color rojo.

“Realmente pueden mejorar de manera significativa la calidad de vida de las personas, transformar su realidad al interior del hogar y proporcionarles un ambiente mucho más fresco”, agregó.

En cuanto a costos, estas soluciones aislantes rondan entre 2 mil  y 4 mil pesos, dependiendo de la presentación y el área de la vivienda a cubrir. Si bien puede parecer una inversión fuerte inicialmente, a la larga representará un gran ahorro al disminuir significativamente el uso y la necesidad de aire acondicionado y enfriar en exceso los refrigeradores y por consiguiente los recibos de luz.

“Tenemos muchos testimoniales de clientes que han experimentado los beneficios reales de estos aislantes. Es algo tangible. No sólo trae las consecuencias de estar en un hogar mucho más fresco y cómodo, sino que también ahorras de manera importante en costos de energía eléctrica al apagar o utilizar mucho menos el aire acondicionado, los ventiladores e incluso no tener que enfriar tanto los refrigeradores”, afirmó Contreras.

Contra el calor

Estima el ahorro mensual en costos de energía eléctrica.Investiga si hay promociones o descuentos al momento de adquirir el producto.Una vez instalados, ajusta el uso de dispositivos de enfriamiento.