Ceci Flores, madre buscadora mexicana que estuvo desaparecida y fue encontrada con vida el lunes 17 de junio, dio a conocer detalles sobre su situación de salud, luego de haber sido hospitalizada y valorada por médicos.

Luego de informar que estuvo 19 horas en un hospital de Querétaro, le dijeron que debía tomar dos semanas de reposo, ya que tuvo un esguince cervical, mismo que se le presentó luego de un golpe mientras viajaba desde la Ciudad de México.

“Lamentable todo esto que se ocasionó, porque luego de llegar yo a mi refugio tuve un tremendo dolor de cabeza por el golpe, me haya quedado dormida por tantas horas, me desperté con la presión altísima, el azúcar muy alta, una descompensación y una hidratación muy fuerte que me llevó a la cama de un hospital”, explicó Ceci Flores respecto a cómo sus padecimientos físicos ocasionaron una alerta a nivel nacional ante su desaparición desde la tarde del domingo 16 de junio.

Agradeció a las personas que le mandaron mensaje por su estado de salud, y dijo que abandonará el refugio en el que se encuentra en Querétaro, ya que no es seguro para ella.

Su hija, Milagros Flores, dijo el lunes que ella había pedido a las autoridades que indagaran en el refugio de Querétaro desde temprano, ya que Ceci Flores tiene problemas de presión, y el hecho de haberla encontrado antes donde ella sugería que estaba, habría sido fundamental para evitar que su situación de salud se complicara.

Finalmente, Ceci Flores reflexionó sobre lo que fueron los últimos días y su vida como madre buscadora, y aseguró que “siempre en la lucha, con esperanza de que un día vuelva a ver a mis hijos. Después de esta lucha incansable alguna recompensa tengo que tener, y sé que el que mis hijos vuelvan a casa aunque sea en un puño de huesos será mi recompensa a tanto dolor y a tanta angustia”.

Puntualizó que espera recuperarse para continuar sus labores como madre buscadora.