La ‘coronación’ de Nvidia como la empresa más valiosa del mundo no duró mucho. Las acciones del gigante de los semiconductores han caído más del 6 por ciento en los últimos dos días, borrando más de 200 mil millones de dólares en capitalización de mercado.

La capitalización de mercado de Nvidia era de aproximadamente 3.1 billones de dólares este viernes 21 de junio, inferior a la de Apple con 3,2 billones de dólares y la de Microsoft de 3.3 billones de dólares. Fue un rápido cambio con respecto a principios de semana, cuando Nvidia se recuperó para superar a sus pares de megacapitalización y reclamar el título de empresa más valiosa del mundo.

¿Por qué cayó el valor de mercado de Nvidia?

Los operadores dijeron que no había ninguna razón fundamental detrás de la liquidación de dos días al final de la semana, pero sí subraya el ritmo vertiginoso al que habían subido las acciones (casi 200 por ciento solo en el último año) y cómo ese ascenso ahora lo hace vulnerable a retrocesos repentinos como este.

“Son simplemente las fluctuaciones habituales en el mercado de valores las que, en el caso de empresas tan grandes, pueden borrar o añadir cientos de millones o incluso miles de millones de dólares a su valor de mercado”, afirmó Russ Mould, director de inversiones de AJ Bell. “Nada ha salido mal en Nvidia”.

En una nota del 19 de junio, analistas dirigidos por Vivek Arya de Bank of America comentaron que el “fuerte ascenso de Nvidia la hace vulnerable a la toma de ganancias, pero sostenemos que es probable que cualquier volatilidad sea de corta duración”.

El grupo reiteró su calificación de compra, su precio objetivo de 150 dólares y su estatus de primera elección para las acciones.

¿Por qué los analistas siguen ‘apostando’ por Nvidia?

Aún así, los alcistas ven más ventajas para la acción. Los analistas dirigidos por Ben Reitzes de Melius Research aumentaron el viernes su precio objetivo de las acciones a 160 dólares desde 125 dólares, su quinto aumento del año.

“Seguimos creyendo que Nvidia está en mejor forma que algunos líderes que, en nuestra opinión, aún tienen que demostrar que la Inteligencia Artificial es un factor en la historia”, escribió Reitzes, refiriéndose a las empresas de software como servicio. “De hecho, se podría argumentar que Nvidia debería absorber una porción aún mayor de la capitalización del mercado de software de aplicaciones empresariales a medida que las ganancias se transfieren a su pila”.

La caída también se produce en medio de un retroceso más amplio del mercado a medida que las opciones expiran en la llamada sesión de ‘triple embrujo’, cuando los contratos caen del tablero al mismo tiempo que S&P Dow Jones baraja las ponderaciones de las empresas y los ETF que siguen sus indicadores hacen cambios similares. La medida puede provocar turbulencias en el mercado capaces de hacer oscilar las participaciones individuales.