Hoy, los profesionales de los departamentos de Recursos Humanos (RRHH) nos encontramos ante un cambio radical que está sacudiendo esta rama, cuyo enfoque es agilizar las tareas repetitivas apalancándose de la tecnología disponible, y enfocarnos en agilizar los procesos para obtener datos concretos en la toma de decisiones para la empresa y, lo más importante, para encauzar estos esfuerzos en mejorar la experiencia del personal dentro de las organizaciones.

Buscando novedades dentro de RRHH; me topé con el concepto de People Operations. Esta ideología me hizo reflexionar y le encontré mucho valor, considerando el entorno cambiante y dinámico en el que vivimos hoy en día.

El término de People Operations fue creado por Laszlo Bock, un ex vicepresidente de Google, quien emprendió el primer departamento con este enfoque dentro del gigante de la tecnología.

Bock se dio cuenta de que muchas mujeres renunciaban al tener su primer hijo; fenómeno que no observaba en los hombres que estaban pasando por la misma situación. Esto chocaba con la filosofía de RRHH dentro de Google, puesto que ellos buscaban un balance entre hombres y mujeres trabajando en la empresa.

En el 2007, Bock decide cambiar las políticas de incapacidad para las mujeres en Google, ofreciendo más días de incapacidad por maternidad. Esto ocasionó que las mamás primerizas dejaran de renunciar, logrando una mayor retención.  Al ver el éxito de su iniciativa, Bock comenzó una revolución en RRHH, cuyo impacto se sentiría no solo dentro de Google, sino en empresas de todo el mundo y de todos los giros. Este cambio de mentalidad consiste en brindarle una mejor calidad de vida laboral a los trabajadores, consecuentemente incrementando la retención en general.

Los trabajadores de hoy quieren una voz.  Necesitan a alguien que vele por sus intereses y que pueda empatarlos con los de la empresa. Quieren un entorno y una cultura de trabajo que les permita dar lo mejor de sí mismos. Los trabajadores ya no desean un “departamento policía”, que solo busque sancionar a la gente.

El movimiento iniciado por Bock, hoy conocido en el ramo como People Operations, surge a partir de la conciliación de las necesidades de los trabajadores y las empresas. Las empresas más exitosas desean dejar atrás el estigma y percepción negativa de RRHH. Este movimiento no es solo un cambio de nombre, sino una redefinición de lo que es y lo que hace este departamento. People Operations busca que el área tenga más presencia en las estrategias generales de las empresas, abrazando la tecnología y la información para agilizar las operaciones y tomar mejores decisiones.

People Operations (POPS) le brinda a los departamentos de RRHH la oportunidad de priorizar una cultura interna de gestión de personal que ponga a los empleados en una posición preponderante en las estrategias y objetivos de la empresa; haciendo hincapié en la capacitación de los trabajadores para impulsar el crecimiento y centrados en automatizar sus procesos tradicionales. En resumen, People Operations busca enfatizar a las personas y la productividad.

Estas son las dos partes más críticas de una empresa. La gente “people” son el activo más valioso de las organizaciones; representan el área con mayor oportunidad, pero también pudieran representar el mayor gasto. Las operaciones “operations” son la forma en la que la empresa cumple sus objetivos y su razón de ser.  Combinado People Operations puede llegar a ser uno de las disciplinas más importantes y de mayor impacto empresarial.

Como todo, el cambio a este enfoque no se dará de la noche a la mañana. Hay que empezar a definir qué tareas diarias (generalmente repetitivas) podemos automatizar, cómo hacerlo y cuánto cuesta. Parece increíble, pero hoy en día, solo el 37% de las funciones de RRHH están automatizadas. Debemos empujar para que todas las funciones posibles de RRHH estén digitalizadas y desaparecer el papel.

Busquemos crear una gran experiencia para el trabajador poniéndolos primero. Empecemos con pasos pequeños: escuchar al personal de todos los niveles, la comunicación abierta y la transparencia es fundamental. Debemos analizar qué podemos considerar para lograr un ambiente más motivado, tomando en cuenta las necesidades cambiantes de nuestros empleados: flexibilidad, entrenamiento, reconocimiento; buscar el bienestar general del trabajador estableciendo un buen trato y una paga justa.

El implementar People Operations, el buscar que motiva a nuestros trabajadores conlleva tiempo e investigación. ¿Cómo podemos lograr esto? De la forma más antigua: preguntando. Preguntando a nuestros trabajadores; a nuestros colegas, a compañeros que ya han empezado a implementar esta ideología en sus empresas. Hay que buscar qué funciona para nuestro personal, para el talento que cada empresa requiere y los objetivos de negocio que se deseen alcanzar.

Si deseamos cambiar la imagen de RRHH, busquemos transicionar a People Ops. Así, podemos construir una gran empresa, con un enfoque ganar – ganar. Gana nuestra gente y gana la empresa.