El temor de los inversionistas ha golpeado al peso mexicano, que continúa en caída libre luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijera que Morena y aliados deben aprovechar la mayoría que obtuvieron de las elecciones en el Congreso para votar, cuanto antes, la reforma al Poder Judicial.

Morgan Stanley, una de las multinacionales más importantes en el mundo, consideró que las acciones mexicanas ya no tienen la valoración positiva que tenían en el pasado, esto luego de que las elecciones revelaran una ventaja del oficialismo “más grande que la esperada”, de acuerdo con Bloomberg.

En el peor de los escenarios, el peso mexicano lograría depreciarse hasta en un 11 por ciento, cayendo hasta las 19.20 unidades por dólar en los próximos días, esto mientras López Obrador y Claudia Sheinbaum no han otorgado la certeza jurídica suficiente, a pesar de que ambos insisten en que hay Estado de Derecho en el país, y que las reformas del denominado ‘plan C’ serán discutidas, contando la opinión de la oposición, integrantes del Poder Judicial y barras de abogados.

La nota de Morgan Stanley es una de las responsables del nerviosismo en los mercados, pues sus perspectivas no son positivas, y las acciones mexicanas fueron rebajadas a “ponderación de mercado” según su recomendación.

¿Qué es Morgan Stanley y por qué influyen tanto sus recomendaciones?

Morgan Stanley es una empresa multinacional de servicios financieros, mismos que van desde soluciones para empresas, un banco de inversión, y hasta gestión de acciones.

Su posicionamiento a nivel mundial desde su creación en 1935 le han vuelto una de las empresas más importantes en servicios como la gestión de patrimonios, fondos de cobertura y mercados capitales.

Sus calificaciones son importantes para los mercados en todo el mundo, pues determinan qué tan confiable es invertir en un país o en una empresa, no necesariamente por el volumen de ventas, sino por las ventajas y desventajas que pueden ofrecer para los inversionistas que gestionan su dinero con apoyo de Morgan.

Ted Pick: Esto sabemos de el CEO de Morgan Stanley

Nacido el 31 de octubre de 1968, Eduard Pick es un ejecutivo de negocios con más de 30 años dentro de Morgan Stanley, empresa a la que se unió cuando terminó sus estudios en Harvard.

Comenzó como analista en 1990, y para el 2002 se volvió director general. Con los años logró ascender dentro de Morgan Stanley, formando parte de sus comités operativos, de gestión, directivo y de administración.

En la última década logró alcanzar puestos importantes dentro de la empresa como supervisor de banca de inversión, director del grupo de valores, codirector de estrategia empresarial, y copresidente, todo para ser nombrado el año pasado como el próximo CEO y asumir el cargo a inicios de este año.

Es posible que Pick no se mantenga como CEO de Morgan Stanley mucho tiempo, pues con la renuncia de James Gorman a la presidencia a partir de 2025, es posible que ascienda como nuevo presidente.

Pick, de 55 años, tiene que convencer a los inversores de que la empresa todavía tiene una historia de crecimiento prometedora por delante. Si bien las acciones de Morgan Stanley han avanzado un 8 por ciento este año, la ganancia es, con diferencia, la más débil entre los mayores bancos estadounidenses.

Los inversores han sido prudentes sobre la capacidad de la empresa para seguir registrando sólidos resultados en su gigante de gestión patrimonial, y el banco de inversión ha estado cediendo terreno a su archirrival Goldman Sachs Group Inc. Pick se ha comprometido a seguir cumpliendo los objetivos de Morgan Stanley en el negocio patrimonial mientras desbloquear ganancias adicionales en la banca de inversión.

“Creo que estamos en las primeras etapas de un ciclo de fusiones y adquisiciones de varios años”, dijo en abril en la conferencia telefónica sobre resultados de la compañía. “Me siento bien porque estamos en la etapa inicial o media del ciclo para el negocio clásico de banca de inversión y mercados de capitales en todo el mundo”, dijo en mayo pasado.

Con información de Bloomberg.