El turismo es, globalmente, una de las industrias más dinámicas y se ha convertido en un factor esencial de la economía de muchos estados y países. Su crecimiento y alcance están aumentando continuamente. México, un destino popular entre los viajeros, enfrentó importantes retos debido a la pandemia de la COVID-19.

El impacto experimentado ha sido de proporciones significativas, dejando muchos aprendizajes y adaptaciones en su camino. En el período posterior al cese de llegada de turistas durante las etapas más críticas de la pandemia del coronavirus, estamos presenciando una restauración gradual. Estos hallazgos tienen implicaciones importantes para la industria del turismo en México y proporcionan información valiosa para la planificación y la toma de decisiones estratégicas en el sector.

El turismo mexicano se ha ido recuperando desde 2022, alcanzando cada vez más la posición que tenía antes de la pandemia. Durante el periodo más crítico, el arribo de turistas se detuvo, alcanzando su punto mínimo en abril y mayo de 2020.

En 2022, el turismo mostró un incremento paulatino, creciendo un 17 por ciento respecto a 2021. En 2023, el promedio mensual de turistas extranjeros que nos visitaron fue de 3.5 millones, y el mes con mayor afluencia fue diciembre, con 4.6 millones de turistas. Al cierre de 2023, se registró un crecimiento del 10 por ciento respecto a 2022, con 42.2 millones de turistas internacionales visitando el país.

Lo anterior son buenas noticias para el país, considerando la importancia del turismo en la economía nacional y su contribución al empleo y al desarrollo regional.

Por otro lado, la economía de México relacionada con turismo creció un 5.5 por ciento interanual en el cuarto trimestre de 2023, un crecimiento de casi el doble del producto interno bruto (PIB) nacional en términos reales.

Según un modelo avanzado de pronósticos turísticos, publicado en noviembre de 2023 por la revista de la UNAM “Contaduría y Administración” titulado “Demanda de turistas internacionales hacia México: construcción de un modelo predictivo”, se estima que, para 2024, la llegada de turistas internacionales a México se acercará a los 45 millones, volviendo a niveles prepandemia.

A medida que el mundo se recupera de la pandemia, es crucial comprender cómo ha evolucionado la demanda del turismo internacional hacia México y aprovechar esta inercia para tomar decisiones estratégicas en el sector.

De acuerdo con las predicciones resultantes del modelo, se prevé que el año 2024 concluya con un total de 43.66 millones de turistas internacionales. Al comparar los resultados de enero, febrero y marzo (Q1) de 2024, se comprobó que la exactitud de este pronóstico fue cercana al 99 por ciento.

Se destaca que el crecimiento durante el primer trimestre de 2024 fue del 6.9 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2023, lo que indica un notable avance en el turismo internacional hacia México.

El modelo predictivo anticipó una llegada de 11.33 millones de turistas, y en realidad recibimos 11.22 millones, lo que demuestra el fuerte interés de los turistas internacionales por visitar México. En términos del ingreso de divisas, se registró un crecimiento del 8.8% en 2023 vs años previo. El crecimiento para 2024 de acuerdo con el modelo será del 5.6 por ciento, cerrando según tendencia en 30.2 millones de dólares.

Por lo tanto, según este análisis cuantitativo, se infiere que la interrupción del turismo internacional a México puede considerarse superada. Basándonos en el análisis proporcionado, que prevé una robusta recuperación del sector turístico en 2024, el gobierno mexicano debe considerar varios factores para optimizar esta recuperación. En primer lugar, debería trabajar para capitalizar la inminente ola de turismo, preparando la infraestructura necesaria.

Es prioritario garantizar un servicio de alta calidad que satisfaga las expectativas de los turistas. En segundo lugar, debe mejorar la seguridad. En tercer lugar, debe reforzar la promoción en el exterior, por ejemplo, reactivando o reinstalando los organismos de promoción de México en el extranjero. México debe reorganizarse en este rubro a paso veloz.

El turismo en México ha mostrado una notable recuperación post-pandemia, anticipándose que para 2024, el sector volverá a niveles previos a la crisis. Con un incremento continuo en el arribo de turistas y un notable aumento en el ingreso de divisas, el turismo sigue siendo un pilar esencial para la economía nacional, contribuyendo significativamente al empleo y al desarrollo regional. Sabemos que México ofrece una multitud de destinos, desde playas hasta turismo médico.

En este sentido, el turismo urbano también ha experimentado un crecimiento en el periodo post-pandemia en ciudades como Monterrey, Guadalajara y CDMX, consideradas las más importantes de México. Las proyecciones basadas en modelos predictivos avanzados indican que el crecimiento será sostenido, sugiriendo un cierre de 2024 con cifras cercanas a los 44 millones de visitantes internacionales.

Se anticipa un aumento constante en el número de turistas internacionales en los próximos años, según las proyecciones actuales del modelo. Este crecimiento sostenido refleja una tendencia positiva en la industria turística mexicana y destaca la creciente atracción de destinos internacionales.

Esto representa una recuperación significativa para todos los actores del sector turístico y para quienes tienen interés en una economía que depende en cierta medida del turismo, también llamada “industria sin chimeneas”.

El autor es profesor investigador en las áreas de Estrategia organizacional y Ciencia de datos de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey}. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores e Investigadoras (SNII).