El crecimiento de empresas de tercera y cuarta generación en Monterrey, con valor de más de 1 billón de dólares cada una y que ya requieren instalar family offices, además de la demanda de ejecutivos de alta dirección que viene a más por el nearshoring, fue lo que decidió que Heidrick & Struggles se expandiera en la urbe regiomontana después de 29 años de operar únicamente en Ciudad de México.

Esta firma (Nasdaq: HSII) es líder de asesoramiento global que atiende las necesidades de talento y consultoría de alto nivel como directores generales y miembros de juntas de consejos de las principales organizaciones del mundo.

Carlos Vázquez, Managing Partner en México, dijo que estas empresas de Monterrey tienen un importante nivel de sofisticación que requieren hacer planes de sucesión y también ver cómo organizar hacia adentro las familias.

“Vemos un talento muy competitivo a nivel global tanto en la zona norte como gente del exterior que pudiera venir a trabajar con estas empresas que se están globalizando o convirtiéndose en multilatinas, con planes de expansión”, indicó en entrevista a El Financiero.

Por el lado de las empresas establecidas, Vázquez señaló que en el Norte ven una cultura de desarrollo, por lo que cree que el producto que más será demandado y que atenderán desde la nueva oficina de Monterrey son los assessment (evaluaciones y desarrollo de ejecutivos).

Contrario a la parte baja de la pirámide laboral, en la parte de arriba todavía hay buen talento en México y fuera del país, aunque en ciertas posiciones sí hay escasez de talento, principalmente en la parte digital, refirió.

“Ahora que se espera que regresen las startups ese talento puede estar muy solicitado y muy escaso, toda la gente que ve ventas digitales, directores generales con experiencia digital, toda el área de Data Analytics y desarrolladores de software que van al siguiente nivel con códigos de programación, especializados en Big Data, es donde prevemos que pueda empezar a haber escasez”, comentó.

Vázquez indicó que en Monterrey también se está dando un avance en el capitalismo consciente en empresas de familias oriundas de la ciudad, principalmente en las de tipo industrial.

Explicó que este movimiento tiene que ver con el comportamiento del propietario, con el retorno para los accionistas, el impacto a la sociedad y la atención a empleados y clientes.

“Si bien está aquí (la empresa) para hacer dinero, también no es hacerlo a costa de todos los demás, entonces comportarse de una manera justa, viendo el bienestar de esos otros stakeholders y no nada más de los shareholders, es un movimiento que estoy viendo que está creciendo en las empresas de Monterrey”, refirió.

La firma ubicó su oficina en el municipio de San Pedro, en el área de Arboledas, más adelante, al menos dentro de un año, estaría ofreciendo el servicio de talento bajo demanda para puestos técnicos, reveló Vázquez.