Cuba estará en ‘tinieblas’: Los apagones afectarán este lunes 17 de junio a la inmensa mayoría de la isla y de forma simultánea hasta 14 por ciento del país en el horario de mayor demanda.

La empresa estatal Unión Eléctrica (UNE) explicó que los cortes de energía se deben a averías y la falta de combustible en la isla.

Cuba sufre desde principios de mayo un agravamiento de su crisis energética, lo que está provocando prolongados cortes eléctricos diarios de hasta 20 horas en algunas localidades, con afectaciones en la actividad económica y creciente malestar social.

La UNE, dependiente del Ministerio de Energía y Minas, prevé para hoy una capacidad máxima de generación eléctrica de 2 mil 560 megavatios (MW) para una demanda que se prevé llegue a los 2 mil 900 MW. Eso significa que el déficit (la diferencia entre oferta y demanda) será de hasta 340 MW y la afectación será de 410 MW en el denominado “horario pico”, en la tarde-noche.

¿Por qué Cuba se está quedando sin luz?

El Sistema Energético Nacional (SEN) se encuentra en un estado muy precario por la falta de combustible importado y las recurrentes averías en las siete centrales termoeléctricas, obsoletas por sus más de cuatro décadas de uso y la falta crónica de inversiones y mantenimientos.

El Gobierno cubano ha rentado en los últimos seis años hasta siete centrales eléctricas flotantes (de las que actualmente solo quedan cinco) para paliar la falta de capacidad de generación, una solución rápida pero temporal, contaminante y costosa.

Los frecuentes cortes en el suministro eléctrico dañan a la economía, que en 2023 se contrajo entre 1 y 2 por ciento. También atizan el descontento social en una sociedad ya gravemente afectada por una crisis económica desde hace cuatro años.

Han sido además el detonante de las protestas antigubernamentales de los últimos años, incluidas las del 11 de julio de 2021 -las mayores en décadas-, y las del pasado 17 de marzo en Santiago de Cuba (este) y otras localidades.