Aunque hay hasta una confesión del presidente Andrés Manuel López Obrador de que hacía propaganda con la mañanera, de comprobarse la posible intervención del Ejecutivo en la elección, no alcanzaría para la nulidad de ésta, estimó Lorenzo Córdova, exconsejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), en entrevista con La Silla Roja, de El Financiero.

“Las distancias son tan grandes, que incluso la existencia de alguna irregularidad, de constatarse, como, por ejemplo, la injerencia del Presidente, difícilmente va a tener este carácter que para el tribunal ha sido indispensable para efecto de anular una elección; es decir, que una falta sea determinante para los resultados”, remarcó.

El académico recordó que hay hasta 50 sentencias del tribunal de irregularidades del mandatario durante el proceso electoral, y hasta el propio López Obrador, al cancelar su conferencia en la veda previa a la jornada electoral, “hizo una confesión de parte de que con la mañanera se está violando la ley. Creo que esto marca la elección”.

Resaltó que, si bien la elección de 2024 es la mejor de la historia, a nivel organizacional, fue “profundamente inequitativa”, porque se perdió “esa idea de cancha pareja que tanto se tardó construir”.

El exconsejero presidente también criticó el actuar del partido ganador, pues impugnó la elección en Jalisco, donde ganó el emecista Pablo Lemus como gobernador.

Resaltó que fueron las mismas casillas que le dieron el triunfo a Claudia Sheinbaum en la entidad.

“(Difícil que) la acusación de que se estén manipulando los resultados, irresponsable por cierto de los actores, tenga una veracidad. La elección fue la misma; hay dos autoridades responsables. No se vale decir que donde yo gané todo estuvo perfecto y democrático, y donde perdí estamos frente al peor fraude electoral de la historia”, recriminó.

“En México, el único fraude electoral que hemos tenido en los últimos 20 años ha sido el fraude del discurso del fraude”, insistió.

Ante la polémica por representación que podría haber en el Congreso de Morena y aliados, refirió que el INE podría cambiar precedentes para evitar esa sobrerrepresentación de hasta 75 por ciento.

Al ser cuestionado por los elogios que recién hizo el Presidente hacia la nueva presidenta del INE, Guadalupe Taddei, lo celebró.

“Qué bueno que ahora el Presidente se desviva en elogios al INE. A lo mejor era un problema conmigo, y no con el INE”, indicó.

“Y si el instituto está tan bien, ¿por qué lo quiere desmantelar?, cuestionó frente a la iniciativa de reforma electoral que dejará al concluir su mandato”.