Guadalajara, Jalisco.- Fue localizado el cuerpo sin vida de Karen “N”, la policía que se desempeñaba como escolta del comisario de Tizapán el Alto, Jalisco, Marco Antonio Rodríguez Torres.

La fiscalía de Jalisco informa que es considerada como presunta responsable del homicidio del jefe policiaco municipal, su cadáver se encontró en el piso de una habitación en el Hotel Hipódromo, ubicado sobre Calzada Legaría de la alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México, presentaba una herida provocada por un impacto de bala.

El comisario de Tizapán fue localizado sin vida dentro de su camioneta Dodge Ram de color blanco, afuera de una cochera, en el cruce de las calles 10 de Mayo y Aquiles Serdán, en la colonia El Cementerio, durante la mañana del lunes 17 de junio.

Se tiene información de que la mujer y el mando policial sostenían una relación sentimental, y el día de los hechos discutieron al grado que él la golpeó, y la reacción de ella fue usar su arma de cargo y disparar al abdomen del comisario. Ambos se encontraban en el automotor.

La mujer informó de lo sucedido a una amiga suya, y le señaló que escaparía al estado de Michoacán, sin embargo terminó ocultándose en la Ciudad de México.

La Fiscalía solicitó a un juez del fuero común, una orden de aprehensión contra Karen por el delito de homicidio calificado.

Por otra parte, la tarde del martes se celebró el funeral del comisario de Tizapán el Alto, en el recinto funerario San Javier de la colonia La Soledad en Tonalá.

Antes del cargo que ostentaba al momento de su asesinato, fue comandante en el municipio conurbado de Juanacatlán.

Después de la celebración eucarística, la tarde de este miércoles será sepultado en el panteón Jardines del Edén.