Los planes de BYD de construir una planta en México crearán alrededor de 10 mil puestos de trabajo, lo que la pondría en línea con algunas de las fábricas de automóviles más grandes del país.

El gigante de los vehículos eléctricos está en negociaciones finales para la ubicación de la instalación, y se espera un anuncio oficial en los próximos meses, dijo el martes en una entrevista Jorge Vallejo, director general de BYD en México.

No dijo cuántos de esos trabajadores serían empleados directamente por BYD versus contratistas o proveedores.

Una planta de ese tamaño emplearía a más personas que las instalaciones de otros fabricantes de automóviles del país, como Audi.

BYD analiza en qué estado construir su planta de autos eléctricos en México

La planta de Volkswagen en Puebla, la más grande del país, emplea a 6 mil 100 trabajadores de la línea de ensamblaje y 5 mil empleados de supervisión, además de miles de personas que se encargan del ensamblaje de piezas.

BYD había recibido propuestas de unos 23 estados mexicanos para su planta, dijo Vallejo, y las ha reducido a tres.

La marca de automóviles está en camino de vender 50 mil unidades en el país este año, afirmó Vallejo.

El mes pasado, BYD lanzó su camioneta híbrida Shark en México, otra señal más de la creciente importancia del país para la empresa.

Se trata de la camioneta híbrida que estará disponible a nivel mundial y los precios comenzarán en alrededor de 53 mil 400 dólares.

BYD no tiene planes de vender en Estados Unidos, el mayor mercado individual de camionetas, por el momento.

Aun así, el momento del evento fue incómodo, ya que se produjo el mismo día en que el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció amplios aumentos de aranceles sobre una variedad de importaciones chinas, incluida la cuadriplicación de los aranceles sobre los vehículos eléctricos fabricados en China.