Hola, campeones de negocios, hoy vamos a hablar sobre cómo la inteligencia artificial, o IA, está transformando la industria del comercio y las ventas. La IA no es solo un concepto futurista, es una realidad que ya está cambiando la manera en que compramos y vendemos productos y servicios.

Uno de los mayores impactos de la IA en el comercio es la personalización. Las empresas están utilizando algoritmos de IA para analizar datos de los clientes, como su historial de compras y comportamiento en línea.

Con esta información, pueden ofrecer recomendaciones personalizadas. Por ejemplo, seguramente alguna vez has comprado en Amazon y habrás notado cómo siempre sugieren productos que probablemente te interesen.

Esto no es casualidad, es IA en acción. Según un estudio de Accenture, la personalización puede incrementar los ingresos en un 10 por ciento. Ojo con este estudio, ya que si aprovechas esta inercia de la tecnología, puedes incrementar tus ventas en un porcentaje similar.

Otra aplicación común de la IA en el comercio son los chatbots y los asistentes virtuales. Estos sistemas pueden manejar consultas de clientes las 24 horas del día, los 7 días de la semana, no le pagas IMSS ni tiene incapacidades. Responden preguntas frecuentes, ayudan a los clientes a encontrar productos y resuelven problemas comunes sin la necesidad de intervención humana.

Se estima que para 2025, el mercado global de chatbots alcanzará los 9.4 mil millones de dólares, con un crecimiento anual del 24.3 por ciento. Te sugiero implementarlo de inmediato, contacta a tu desarrollador web para que te instale estas herramientas en tu plataforma digital.

La IA también está revolucionando la gestión de la cadena de suministro. Con algoritmos avanzados, las empresas pueden predecir la demanda de productos con mayor precisión y optimizar el inventario.

Esto significa que pueden evitar quedarse sin stock o tener exceso de productos que no se venden. Según McKinsey, la IA puede reducir los costos de previsión de la demanda en un 50 por ciento y los costos de inventario en un 20-50 por ciento, por lo que la metodología de Just-In-Time la puedes optimizar y así minimizar tus costos. Y ya sabes lo que eso significa para tu negocio.

El marketing es otro campo donde la IA está dejando su huella. Utilizando análisis de datos y aprendizaje automático, las empresas pueden crear campañas publicitarias altamente dirigidas.

En lugar de lanzar anuncios al azar, pueden asegurarse de que sus mensajes lleguen a las personas correctas en el momento adecuado. Según Gartner, para 2024, las organizaciones que exploten la IA en su marketing digital verán un 25 por ciento más de eficiencia en sus resultados. Otra vez, ya sabes lo que significa vender 25 por ciento más en tu sector empresarial, y si le adicionas que vivimos en alta competencia, resaltarás entre tus competidores.

Ahora, las herramientas de IA pueden analizar enormes cantidades de datos para identificar patrones y tendencias del mercado. Esto permite a las empresas y empresarios anticipar cambios en el comportamiento del consumidor y ajustar sus estrategias en consecuencia.

Por ejemplo, durante la pandemia, muchas empresas utilizaron IA para predecir la demanda de productos esenciales y ajustar sus operaciones para satisfacer esas necesidades.

Un informe de MarketsandMarkets estima que el mercado de análisis predictivo alcanzará casi los 11 mil millones de dólares para 2022. ¿Y todavía estás renuente a adoptar la inteligencia artificial, sea cual sea la escala, en tu proceso comercial?

Como todos sabemos, el servicio al cliente es fundamental en el comercio y la IA está ayudando a mejorarlo de varias maneras. Además de los chatbots, las empresas están utilizando análisis de sentimiento para evaluar la satisfacción del cliente a partir de comentarios en redes sociales y reseñas en línea. Esto les permite responder rápidamente a problemas y mejorar continuamente sus productos y servicios.

Un estudio de Salesforce indica que el 62 por ciento de los consumidores espera que las empresas utilicen IA para mejorar sus experiencias de servicio al cliente, por lo que debemos considerar, con base en este estudio, que nuestros clientes buscan en su mayoría interactuar con IA, por lo menos en el proceso inicial de venta; el cierre lo podemos dejar para nuestros ejecutivos.

Finalmente, las tiendas físicas también se están beneficiando de la IA. Un ejemplo claro es Amazon Go, una tienda donde no es necesario pasar por una caja para pagar. Los clientes simplemente toman lo que necesitan y salen, mientras los sensores y cámaras, combinados con algoritmos de IA, registran lo que se llevan y cobran automáticamente.

Esto proporciona una experiencia de compra rápida y conveniente. Se espera que el mercado de tiendas inteligentes crezca a una tasa anual compuesta del 24 por ciento entre 2021 y 2026, según Mordor Intelligence, y que si bien para que llegue a nuestro país faltan años luz, debemos considerar este gran ejemplo para generar ideas en nuestros negocios.

Como hemos visto, la inteligencia artificial está transformando todos los aspectos del comercio y las ventas, desde la personalización de la experiencia del cliente hasta la optimización de la cadena de suministro y la mejora del servicio al cliente. Para nosotros los empresarios, esto representa una oportunidad increíble para innovar y mejorar sus operaciones y, para los consumidores, significa una experiencia de compra más personalizada, eficiente y satisfactoria.

Ten presente que la IA no es solo una tendencia pasajera, es una herramienta poderosa que está aquí para quedarse. Es crucial que tanto las nuevas generaciones de profesionales como los empresarios establecidos entiendan y adopten estas tecnologías para mantenerse competitivos en un mercado cada vez más digital y centrado en el cliente.

El autor es profesor adjunto para la Escuela de Negocios de la Universidad de Monterrey, socio-director en el Grupo Empresarial Black Pixel, consejero independiente y creador de negocios.