El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, se cayó de un caballo este sábado 15 de junio, lo que derivó en la fractura de dos costillas, según informó el área de Comunicación Social de su adminstración.

Sinhue Rodríguez acostumbra montar a caballo durante los fines de semana, ya sea en su propio rancho en el municipio de León o bien, realiza paseos por ciertos lugares para “contactar” con la naturaleza.

Esta práctica, según él, la lleva como una forma para desestresarse de la actividad propia de la función pública.

La Coordinación de Comunicación Social no precisó dónde ocurrió el accidente, sólo confirmó la caída que sufrió el gobernador este fin de semana.

Las autoridades informaron que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez fue ingresado al Hospital General de León alrededor de las 11:00 horas.

En el hospital, el gobernador fue atendido por la fractura de dos costillas. Permaneció bajo observación médica durante horas.

Más tarde, su equipo de comunicación aseguró que el mandatario fue dado de alta y que ya se encontraba en su casa.

Hasta el momento, sus voceros no han dado a conocer mayor información sobre el accidente y el tiempo que el gobernador tendrá que permanecer convaleciente.

Diego Sinhue terminará su gestión como gobernador de Guanajuato el próximo 25 de septiembre, y entregará la estafeta a Libia Denisse García Muñoz Ledo, quien ha sido electa como la primera gobernadora en 200 años de historia de Guanajuato.

Al menos públicamente, la última vez que se le vió al gobernador Diego Sinhue montando a caballo fue en septiembre del año pasado durante el tradicional desfile para celebrar el aniversario de la toma de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato capital.

Se sabe que ésta, es la segunda ocasión que el gobernador de Guanajuato sufre un accidente, pues el domingo 27 de enero del 2019 sufrió un percance en una cuatrimoto, del cual resultó con una fractura de tres dedos de la mano izquierda.

En esa ocasión, Sinhue publicó en sus redes sociales: “eso de andar en cuatrimotos y caballos no deja nada bueno”.