La desarrolladora de vivienda residencial Be Grand invertirá 2 mil 500 millones de pesos para un nuevo proyecto de torres residenciales en la ciudad de Guadalajara, ante el crecimiento de la demanda por llegada de inversionistas a zonas como el occidente.

Nicolás Carrancedo, director general de Be Grand, detalló que la preventa del proyecto de cuatro torres Country Guadalajara iniciará este 10 de junio, que contará con pisos de 150 a 400 metros cuadrados en promedio.

“La primera etapa, que son la torre de Be Grand Park, son 75 unidades y la torre de Be Grand son 200 unidades, esto más o menos va a tener una inversión total de 2 mil 500 millones de pesos, que se va hacer durante los cuatro años que dure todo el desarrollo”, dijo en entrevista con Fernando Navarrete para El Financiero.

El año pasado Be Grand anunció la compra de seis inmuebles en Ciudad de México y Monterrey de la marca Vitant por 5 mil 560 millones de pesos, con lo cual consolidó su presencia en las principales ciudades del país, sumando más de 156 mil metros cuadrados vendibles y cerca de 2 mil departamentos.

Además, la compañía se encuentra en la consolidación de un proyecto en la colonia Del Valle en la Ciudad de México, una primera torre de 450 departamentos que será entregada a finales de este año, antes de continuar con otras tres torres más, además de la expansión en Nuevo León.

“Monterrey tiene todo el efecto del nearshoring, donde se siente mucho optimismo, se ven proyectos saliendo a precios muy por encima de la CDMX incluso y con ritmos de venta muy buenos. En Guadalajara pasa un caso similar, aunque no tiene el tema nearshoring, pero hay mucho optimismo en el mercado”, comentó.

El directivo afirmó que se sienten optimistas ante el entorno retador de inversión, pues cuentan con alrededor de 2 mil unidades o departamentos terminados para la venta, mil más en desarrollo y una reserva territorial para otros cinco mil departamentos. La compañía no quita el ojo de ciudades como Puerto Vallarta o Los Cabos para seguir su expansión.

Toyota impulsa la electrificación en México

Toyota avanza en su ambiciosa estrategia de electrificación con el inicio de la producción de la Tacoma Híbrida Eléctrica (HEV) en su planta de Guanajuato. Esta iniciativa marca un hito significativo para la compañía, subrayando su compromiso con la sostenibilidad y la innovación en el sector automotor. La adaptación de las líneas de producción en Guanajuato ha requerido una inversión considerable de 328 millones de dólares, anunciada el año pasado, para adecuarse a las necesidades de la nueva Tacoma HEV.

Esta movida no solo refuerza la posición de Toyota en el mercado mexicano, sino que también destaca su esfuerzo por liderar la transición hacia vehículos más limpios y eficientes. Bajo el liderazgo de Luis Lozano, presidente de Toyota Motor de México, la compañía se está transformando de ser meramente un fabricante de automóviles a convertirse en una empresa de movilidad integral.

La producción de la Tacoma HEV en México es un paso clave dentro del plan global de Toyota para ampliar su línea de vehículos electrificados. Con la creciente demanda de opciones de transporte más sostenibles, la compañía japonesa se posiciona estratégicamente para satisfacer estas necesidades y contribuir significativamente a la reducción de emisiones.

La inversión en la planta de Guanajuato no solo impulsa la economía local mediante la creación de empleos y el fortalecimiento de la industria manufacturera, sino que también pone a México en el mapa como un actor importante en la producción de vehículos híbridos y eléctricos.

Fortalecen comunidades

Grupo Lala, que encabeza Eduardo Tricio, destinó más de 150 millones de pesos durante el 2023 en apoyos a nivel nacional a través de su fundación. Con el apoyo de 283 organizaciones, Fundación Lala benefició a más de 440 mil personas mediante 13 programas enfocados en alimentación, educación, fortalecimiento institucional y salud. Además, esta semana la fundación firmó un acuerdo con 57 organizaciones civiles de La Laguna para apoyar a comunidades en situación de vulnerabilidad. Esta colaboración permitirá la entrega de más de 600 mil kilolitros de alimento, beneficiando a más de 34 mil personas, lo que representa una alimentación diaria para más de 2 mil 200 personas. Este esfuerzo refuerza el impacto positivo de la fundación y su dedicación a mejorar la calidad de vida de quienes más lo necesitan.