La energía eléctrica y los minerales metálicos como el cobre, acero, silicio, platino y tierras raras son esenciales para la consolidación de la industria 4.0 en México, sin embargo, la falta de inversión en la distribución y generación de energía y el desabasto de algunos metales, amenaza con frena el desarrollo de este tipo de industria.

“Para que las industrias que van a llegar al país puedan instalarse producto del nearshoring, se necesitan construir 37 gigawatts (GW) de generación eléctrica en los próximos cinco años, estamos hablando del 85 por ciento de la capacidad instalada de generación eléctrica que tiene el país”, aseguró Abraham Zamora, presidente de la Asociación Mexicana de Energía (AME).

Actualmente, la industria 4.0 es una de las grandes responsables del consumo total de energía y aunque su objetivo es reducirlo, hoy se requiere una gran cantidad de electricidad que México no tiene.

Según estima la AME, para atender la demanda de electricidad requerida por las industrias, el gobierno deberá invertir alrededor de 40 mil millones de dólares durante los próximos cinco años, que aunado a lo que se necesita invertir en transmisión y distribución eléctrica, sumarían un total de 120 mil millones de dólares.

“Todas las industrias que van a llegar a invertir al país con el nearshoring, ya lo van a hacer bajo el modelo de industria 4.0, porque es un modelo basado en tecnología que es capaz de aumentar la productividad hasta un 15 por ciento y reducir los costos hasta en un 10 por ciento. El país debe generar las condiciones para su desarrollo o, de lo contrario, vamos a perder grandes inversiones”, sostuvo Carlos Garza de la Peña, director general de Grupo ABSA.

Se suma escasez de cobre y acero

La escasez de metales como el cobre, platino y litio, sumado a la poca disponibilidad de las llamadas tierras raras, es otro de los factores que influyen en la desaceleración de la industria 4.0, sin embargo, esta situación no sólo impactará a México, también impactará en otros países dado que la escasez de estos metales se prevé ocurra a nivel global.

La demanda de cobre viene muy fuerte con todo el tema de la transición energética, necesitamos una minería fuerte para poder afrontar el desabasto de cobre y de otros minerales que se tiene previsto para 2025″, alertó Luis Felipe Medina Aguirre, director general de Minas San Nicolás.

El cobre, por ejemplo, es esencial para la industria 4.0, ya que es uno de los metales que ofrece mejor conductividad, seguridad, resistencia a la corrosión y alta ductilidad, lo que convierte a este mineral en un material necesario para la automatización mediante robots.

Las tierras raras, nombre común de 17 minerales, serán también un problema, ya que su poca disponibilidad a nivel global impedirá contar con ciertas tecnologías para la industria 4.0; y si bien no se prevé una escasez de dichas tecnologías, si se prevé un menor volumen de fabricación.

Industrias de México Invierten, pero con cautela

Los industriales están invirtiendo en nueva tecnología porque de no hacerlo, señala, el directivo de Grupo ABSA, quedarían rezagados y perderían competencia en el mercado, por lo que van avanzando hacia la industria 4.0, aunque con cautela.

“Estamos observando una tendencia de las industrias a invertir en proyectos de innovación como apps de IOT, máquinas inteligentes, redes industriales o almacenamiento de datos en la nube, pero lo van haciendo de poco a poco, una vez que recuperan su inversión, la vuelven a realizar”, aseguró el directivo de ABSA, empresa especializada en asesoría de transformación de empresas inteligentes.

Al respecto, un estudio elaborado por Nokia Enterprise, señala que para este año, el 26 por ciento de las industrias y empresas planean desplegar redes de cuarta generación, es decir que buscan dar el primer paso hacia la transformación de una industria inteligente.

“El 74 por ciento tienen redes de 4 generación y un 26 por ciento está evaluando desplegar redes de cuarta generación, incluso hay también industrias que están pensando ahora mismo en desplegar una red 5G como complemento para su red de cuarta generación”

No obstante, y a pesar del ánimo de inversión cauteloso, los expertos coinciden en la necesidad de buscar que haya las condiciones adecuadas para que proliferen estas industrias o, de lo contrario, no se tendrían los beneficios esperados por el nearshoring.

“Al 90 por ciento de los empresarios les preocupa la disponibilidad de energía, pero hay otro tanto a quienes les preocupa la disponibilidad de materia prima, de agua, de Estado de Derecho y de seguridad. Es importante que trabajemos industrias y gobierno para generar las condiciones adecuadas”, sostuvo Abraham Zamora.