Varios cientos de manifestantes protestaron este sábado en Hamburgo, al norte de Alemania, contra la entrega de una medalla al presidente argentino, Javier Milei, con base en una convocatoria lanzada por organizaciones de la diáspora argentina y latinoamericana, de ONG y organizaciones de izquierda alemanas.

Con pancartas con lemas como “Miseria Neoliberal”, algunos activistas se congregaron delante del hotel donde Milei recibió este tarde la medalla de la Sociedad Hayek, de tendencia neoliberal y controvertida por su supuesta cercanía a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Mientras, unos 400, según la cadena regional NDR, con carteles en los que podían leerse mensajes como “Milei no es libertad, es fascismo” o “Argentina no se vende”, marcharon para pedir la anulación de la entrega de la medalla.

Según la policía, los convocantes habían registrado a unas 500 personas para la protesta, aunque las fuerzas del orden no quisieron indicar a EFE hasta que no hubiese concluido el número de participantes de la marcha, que no pudo acercarse al hotel, fuertemente custodiado.

La convocatoria formaba parte del denominado “mes anti-Milei”, una serie de actos en diversos puntos de Alemania a la que había llamado una plataforma de organizaciones argentinas y alemanas.

La agenda de protestas contra el presidente argentino culminó este sábado en Berlín con un “festival de la democracia” que incluía clases de tango y música en vivo.

Entretanto, las principales cabeceras alemanas informaron este sábado de la visita de un “huésped difícil” que se ha convertido en “estrella emergente de la derecha global”, según informó la cadena pública alemana ARD.

Milei sigue de gira por Alemania

Tras recibir la medalla Hayek, en Hamburgo, Milei se desplazará a Berlín, donde se reunirá el domingo con el canciller alemán, Olaf Scholz, en una “breve visita de trabajo” que resultará ser finalmente más corta de lo previsto.

Aunque en un inicio el argentino iba a ser recibido con honores militares y se había anunciado una rueda de prensa conjunta con Scholz y con Milei, estos planes fueron abandonados a última hora, según el Gobierno germano, debido a la negativa del invitado a comparecer ante la prensa.

“Se trata al final de una visita de trabajo muy breve, por deseo del presidente argentino, lo digo expresamente”, explicó este viernes el portavoz, Steffen Hebestreit, que recalcó que hubo una “clara negativa” de Milei a participar en una rueda de prensa.

No obstante, los medios alemanes también conjeturaron que la anulación podría estar relacionada con los comentarios de un portavoz del Ejecutivo germano que esta semana calificó como “de mal gusto” las declaraciones de Milei sobre el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.