Las elecciones del 2 de junio en México, junto con la victoria de Claudia Sheinbaum y Morena, dejaron una sacudida en el peso mexicano, de la cual apenas se está reponiendo este jueves 13 de junio.

Analistas consideran que esta volatilidad en el tipo de cambio no será la última en la segunda mitad del año.

Joaquín Barrera, director de Renta Fija e Inversiones en SURA Investmentes, explicó que la volatilidad en los mercados y en el peso mexicano está sujeta a tres factores de riesgo externos.

Durante el foro Meet Point Virtual Panorama en las inversiones post elecciones, de El Financiero, Barrera detalló que uno de los factores ya pasó y se trató de las elecciones 2024 en México.

El segundo factor son las votaciones en Estados Unidos que serán en noviembre y en este caso, la atención se centra en el posible regreso de Donald Trump a la Casa Blanca.

Mientras que el tercer factor tiene que ver con las políticas monetarias, un ejemplo es el anuncio del Banco de México (Banxico) el miércoles.

¿Qué opinan los analistas sobre la decisión del ‘rescate’ de Banxico?

En cuanto a las políticas monetarias, Joaquín Barrera habló sobre la decisión del Banxico con respecto a la posibilidad de intervenir para restablecer la volatilidad del mercado en caso de que llegue a ser ‘extrema’.

Victoria Rodríguez, gobernadora del Banxico, dijo que los posibles mecanismos incluyen un programa de cobertura cambiaria de 30 mil millones de dólares.

“Hay condiciones para que el Banxico actúe con una relajación en política monetaria en 2024″, apuntó Jaime Barrera.

El director de Renta Fija e Inversiones en SURA consideró que existen condiciones para que el Banco de México continúe con la disminución de las tasas de interés, en al menos tres ocasiones, en lo que resta del año, con lo cual terminarían en 10.25 o 10 por ciento con un cuarto recorte.

Jaime Barrera señaló que las decisiones de política monetaria deben estar centradas en factores estructurales de la economía en México.