El presidente de Chile, Gabriel Boric, ha cargado este lunes contra el Gobierno argentino por la instalación en territorio chileno de unos paneles solares de una base militar en la Patagonia, un asunto por el que desde Buenos Aires ya se han disculpado oficialmente.

“Recibimos una disculpa por parte de la Cancillería argentina, pero me gustaría manifestarles de manera muy clara que con las fronteras no es algo con lo que se pueda tener ambigüedades y que es un principio básico del respeto entre países”, ha manifestado Boric.

Así las cosas, el mandatario chileno ha exigido al Gobierno de Javier Milei la inmediata retirada de estos paneles solares. “Debe retirar esos paneles solares a la brevedad, o lo vamos a hacer nosotros”, ha aseverado, según recoge la prensa chilena.

Boric y Milei coincidieron el fin de semana en Suiza, donde ambos habían viajado para asistir a la Cumbre de Paz sobre Ucrania. Allí conversaron sobre este incidente y el líder argentino se comprometió a abordar el asunto con su ministra de Exteriores, Diana Mondino.

“Imagino que no vamos a tener problemas al respecto, pero es una señal equívoca, una señal que no nos gusta y, por lo tanto, lo que exigimos es que esto se resuelva en el más breve plazo posible e insisto, si no lo vamos a hacer nosotros”, ha remachado Boric.

Una empresa y la Armada argentina realizaron a finales de abril la instalación del Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo en la Patagonia argentina, en el extremo sur del país, que cruzó por tres metros la frontera chilena.

En su carta de disculpa, a la que ha tenido acceso el diario ‘Clarín’, el Gobierno argentino aseguró que retiraría las instalaciones de territorio chileno “tan pronto las condiciones meteorológicas lo permitan”.