Nicolás Romero.- Fueron detenidos 21 integrantes de una banda delictiva, entre ellos 10 policías del municipio de Nicolás Romero en activo, relacionados con el homicidio de 10 personas localizadas en dos pozos en el Estado de México.

Estos sujetos, presuntamente miembros de un cártel con origen en el estado de Jalisco, también están relacionados con la muerte de seis personas en esta zona y con una víctima de secuestro.

En el operativo participaron elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Comisión Nacional Antihomicidio (CONAHO), Coordinación Nacional Antisecuestro (CONASE) y Guardia Nacional.

El pasado 22 de abril, la Fiscalía mexiquenses inició, junto con la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de México (COBUPEM), Célula de Búsqueda de Nicolás Romero y los Servicios de Urgencias del Estado de México (SUEM), la búsqueda de personas reportadas como desaparecidas, ubicando en un predio en la colonia El Mirador, del municipio de Nicolás Romero, restos humanos que correspondían a 10 víctimas.

En esa ocasión y durante la diligencia, fue localizada una excavación identificada como “Pozo Uno” cuyas dimensiones aproximadas son de cuatro metros de diámetro por 40 de profundidad, por ello fue necesario incursionar con equipo especializado para así encontrar los restos humanos correspondientes a seis cuerpos.

Por las prendas de vestir que portaban y por la información de los boletines de búsqueda, se estableció coincidencia con cuatro masculinos previamente reportados como desaparecidos y que eran conductores de servicio de transporte público por aplicación.

El 23 de abril y al continuar con las labores de búsqueda en esa misma excavación, fueron localizados restos humanos, incluidas extremidades cefálicas, el hallazgo corresponde a tres cuerpos más.

Tras concluir las labores de búsqueda en el “Pozo Uno”, se efectuó una revisión en la zona, la cual es una región poco poblada y de difícil acceso, por lo que se requirió el sobrevuelo de equipo de la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de México.

Tras la revisión, a 300 metros de ese sitio fue ubicada otra excavación identificada como “Pozo Dos”, de un metro de diámetro por aproximadamente 30 de profundidad. Al realizar la incursión el grupo de búsqueda extrajo restos humanos correspondientes a una víctima más.

La Fiscalía estatal informó que como resultado de las diligencias practicadas se estableció que ambos “pozos” fueron perforados con maquinaria especializada, pero no se observó la tierra extraída, “lo cual se infiere que fue retirada para dificultar la existencia de esos pozos”.

A los restos localizados se les practicaron diversos dictámenes periciales, entre estos, acta médica, necropsia y genética, lo que permitió establecer que la totalidad de las víctimas correspondían al sexo masculino y que la causa de muerte se debió a traumatismo craneoencefálico severo, contusión y traumatismo profundo de tórax, luxación occipitoatloidea y laceración de paquete neurovascular, entre otras.

También se estableció que ninguna de las víctimas fue privada de la vida por disparo de arma de fuego y algunas de ellas presentaban signos de tortura.

De los indicios con los que cuentan las autoridades judiciales, incluye imágenes extraídas de dispositivos móviles, con lo que se logró establecer que algunas víctimas fueron arrojadas con vida. Hasta el momento han sido identificados y restituidos a sus familiares los restos de nueve personas.

Asimismo, la Fiscalía del Estado de México identificó un entramado delictivo que operaba fundamentalmente en Nicolás Romero y zonas aledañas, el cual sería responsable de los homicidios y de la comisión de otros homicidios y diversos ilícitos en esta zona.

Tras la investigación, la noche del 25 de abril y en las primeras horas del pasado 26 de abril, elementos de la SEDENA, Fiscalía mexiquense, CONAHO, CONASE y Guardia Nacional, detuvieron en flagrancia a siete sujetos por su probable intervención en la comisión de delitos contra la salud.

¿Quiénes fueron los detenidos?

Josmar Nahaliel “N” alias “El Depilado”, de 27 años.Luis Alberto “N” alias “El Seis”, de 34 años.Carlos Enrique “N” alias “El Chiquitín”.“El 13″, de 23 años y/o “El 13″Omar “N” alias “El Pecas”José Alfredo “N” alias “El Z” y/o “El Zodeck”José Eduardo “N” alias “El Dui”Anallely “N”

Presuntos integrantes de una banda delictiva relacionada con un grupo criminal con orígenes en Jalisco, a quienes se les aseguró equipos de telefonía que contenían imágenes que los ubicaba al momento de privar de la vida a sus víctimas en los pozos.

También se logró establecer la probable intervención de los seis masculinos en un homicidio en agravio de dos personas perpetrado el pasado 16 de enero, y la probable intervención de la femenina en el homicidio de una víctima cometido el 29 de diciembre pasado, ambos registrados en el municipio de Nicolás Romero, por lo que el Agente del Ministerio Público obtuvo del Juez de Control las órdenes de aprehensión correspondientes.

Una vez que fueron puestos a disposición de un juez del Reclusorio Barrientos, ubicado en Tlalnepantla, se inició el proceso legal en su contra y continuaron los actos de investigación que permitieron determinar que los siete sujetos encarcelados recibían instrucciones para llevar a cabo actividades delictivas por parte de un individuo de nombre David “N” alias “Davis”, quien posteriormente se estableció que se encontraba recluido en el Penal de Barrientos en el municipio de Tlalnepantla, donde enfrenta un proceso legal por homicidio calificado en agravio de tres personas en el año 2021 en el municipio de Nicolás Romero.

“A efecto de neutralizarlo y evitar que continuara ordenando actividades criminales desde ese lugar, fue trasladado a un Centro Carcelario diverso”, confirmó la FGJEM.

Al continuar con la investigación se estableció la probable intervención de Lorenzo “N”, Javier Alfredo “N” y Javier “N”, en el homicidio de un masculino de iniciales A.J.M.F., dedicado al transporte, quien fue hallado sin vida dentro del “Pozo Uno”, por lo que, en el mes de mayo fueron detenidos y vinculados a proceso.

La víctima de estos sujetos fue privada de la libertad el pasado 7 de marzo, cuando conducía un vehículo marca Nissan tipo Urban, y en la avenida Nicolás Bravo de la colonia Morelos, en el municipio de Nicolás Romero. Por su desaparición fue emitido un boletín de búsqueda.

Por su parte, el 12 de junio pasado, fue detenido en cumplimiento de orden de aprehensión Daniel “N”, señalado por su probable participación en delitos vinculados a la desaparición de persona en agravio de una víctima de iniciales G.J.L, quien laboraba como conductor de un vehículo de transporte y habría sido visto con vida por última vez el 4 de abril de 2024 en ese municipio. Esta persona fue hallada sin vida al interior de uno de estos pozos.

Oros integrantes de la red delictiva desarticulada se desempeñaban como elementos en activo de la policía municipal de Nicolás Romero, entre sus funciones dentro de la estructura criminal tenían la de brindar protección al resto del grupo, además de intervenir en homicidios y otros ilícitos.

El 7 de mayo pasado, elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía mexiquense se constituyeron en las instalaciones de la policía municipal de Nicolás Romero y cumplimentaron dos órdenes de aprehensión libradas en contra de Joel Efrén “N” y Hugo Adrián “N”, por homicidio en agravio de dos víctimas identificadas con las iniciales A.I.C.M. y L.B.B.

¿Qué policías municipales estaban implicados?

Durante este operativo, los otros elementos de la policía municipal involucrados se opusieron a la orden de aprehensión, por lo que fueron detenidos en flagrancia:

Anayeli “N”Jesús Fernando “N”Diego Eduardo “N”Alejandro Jacinto “N”Daniel “N”David “N”María Isabel “N”

A quienes, “tomando en cuenta entrevistas y otros indicios se estableció su probable intervención en el homicidio de un masculino registrado el pasado 16 de febrero, en la colonia Independencia, Primera Sección, de esta demarcación.

En tanto que el pasado 13 de junio, en una acción encabezada por la SEDENA, la SSPC del Gobierno de México y la SSEM y la Fiscalía estatal, se logró la captura de Erick Adrián “N” alias “El Tocino”, quien de igual forma se desempeñaba como elemento de la Policía Municipal de Nicolás Romero, por el ilícito de secuestro de una persona, perpetrado el 15 de mayo de 2023 en la colonia El Tráfico.

“A partir de las detenciones a las que se ha hecho referencia y del análisis de los reportes de incidencia en materia de homicidio que realiza la Fiscalía, destaca una sensible baja en la comisión de este delito en esa zona del Estado de México. Las investigaciones continúan a efecto de localizar y capturar al resto de los integrantes de la red criminal y de complicidad responsable de estas muertes, sicarios identificados como alias “El 50″ y alias “El 24″ son objetivos prioritarios, así como cinco policías municipales, incluido quien hasta el momento de las capturas se desempeñaba como Director de Seguridad Pública de Nicolás Romero”, resaltó la dependencia.

Los 21 detenidos actualmente se encuentran vinculados a proceso.

Finalmente, la Fiscalía del Estado de México puso a disposición de la ciudadanía el correo electrónico cerotolerancia@fiscaliaedomex.gob.mx, el número telefónico 800 7028770, y la aplicación FGJEdomex, la cual está disponible de manera gratuita para los teléfonos inteligentes de los sistemas iOS y Android, para que en caso de reconocer a estas personas como posibles implicadas en otro hecho delictivo los denuncie.