La solidez macroeconómica de México y la continuidad de autoridades financieras brinda tranquilidad ante un nuevo gobierno, por lo que la volatilidad del tipo de cambio “no espanta”, aseguró Marcos Martínez Gavica, presidente del Consejo de Administración del Grupo Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En conferencia de prensa, con motivo del 13 Foro de Emisoras de la BMV, explicó que para varios sectores del país los niveles del tipo de cambio actuales (arriba de 18 pesos por dólar) son más favorables que cuando se tenía el superpeso, que incluso llegó a romper la barrera de las 17 unidades por billete verde.

”Nosotros lo que vemos es que en el futuro esta transición en donde nos están dando certeza de que los equipos que han llevado a cabo el control y estrategia macroeconómica se mantengan, me refiero al secretario de Hacienda (Rogelio Ramírez de la O), también nos dan mucha tranquilidad”, aseguró.

Aclaró que si bien hay diferentes tipos de inversionistas, el nerviosismo está en quienes creen que les pueden cambiar las reglas del juego, pero es un proceso natural, dijo. “Para nosotros lo que sí es importante es estar listos para que quien quiera invertir, estar en México y crecer tenga el mejor aliado”.

Autoridades revisan práctica de mejor ejecución

A propósito de las autoridades financieras, Marcos Martínez informó que se encuentra en revisión el deber de mejor ejecución de las casas de bolsa, es decir, la obligación de obtener el mejor resultado posible para sus clientes, según las condiciones de mercado, en las órdenes de valores de renta variable.

”Se está revisando con las autoridades, con la participación de BIVA y la nuestra, las casas de bolsa y de los inversionistas extranjeros, que algunos no están en México, porque las reglas no les parece necesariamente que les ayuden. Son suficientes motivos para que se revise”, abundó.

Al respecto, Jorge Alegría, director general de la BMV, añadió que si bien en otras bolsas del mundo se aplican reglas de mejor ejecución, éstas buscan los mejores precios posibles sin fricciones. Por eso, dijo que se tendría que revisar si esto se aplica en el mercado mexicano.