La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción de Nuevo León (CMIC) y la Agencia de Administración Penitenciaria (AAP NL) firmaron un convenio de colaboración para capacitar a las personas que se reintegrarán a la sociedad o que ya lo hicieron.

El organismo detalló que el objetivo de esta alianza es propiciar que los ex internos puedan tener una vida productiva fuera de los Centros de Reinserción Social (Ceresos).

Mediante este acuerdo, tanto personas que están purgando una condena como las que ya salieron libres, podrán acceder a cursos que los capaciten en la operación de maquinaria y en oficios como albañilería y soldadura.

También serán incluirlos en la bolsa de trabajo de la CMIC Nuevo León para que puedan encontrar una oportunidad laboral.

“La industria de la construcción en nuestro Estado se ha visto afectada por la falta de mano de obra calificada, y colaboraciones como la que hoy se acuerda con la Agencia de Administración Penitenciaria de Nuevo León ayudan a combatir ese rezago de capital humano”, señaló Roberto Macías, presidente de la CMIC.

“Este convenio permite que los empresarios formales de la industria podamos ayudar en la reinserción social de las personas que estuvieron privadas de su libertad al proveerles un trabajo digno al dejar los centros”, agregó.

“De esta manera, los afiliados a la Cámara, realizan una aportación gigantesca a la reconstrucción del tejido social de nuestra comunidad”, aseguró el representante de los constructores”, indicó.

César Ramírez, Comisario General de la Agencia de Administración Penitenciaria, explicó que este convenio contribuye a elevar la dignidad de las personas privadas de su libertad al ofrecerles herramientas que faciliten su reinversión en la sociedad.

“La colaboración con las instituciones de carácter privado, así como con las cámaras empresariales, es indispensable para seguir desarrollando más y mejores oportunidades para la sociedad”, aseguró.