Los precios internacionales de la mantequilla alcanzaron en junio su máximo de 24 meses, lo cual presionó al alza el índice de precios de productos lácteos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a 127.8 puntos, es decir, 1.2 por ciento por arriba del mes de mayo.

“Las cotizaciones internacionales de la mantequilla alcanzaron su punto máximo en 24 meses, impulsadas por el aumento de la demanda mundial de entregas a corto plazo, en un contexto de grandes ventas al por menor y descenso estacional de las entregas de leche en Europa occidental”, explicó el reporte publicado este viernes por el organismo.

Los precios de este insumo utilizado tanto en la industria restaurantera y hotelera, como en la manufactura de productos alimenticios global, también se vieron influenciados por los bajos niveles de las existencias en Oceanía, que coincidieron con el momento en que la producción lechera de la región se encontraba en su nivel más bajo.

Así, compuesto por la mantequilla, leche desnatada en polvo, leche entera en polvo y queso, el índice de precios de productos lácteos se ubicó en 127.8 puntos en junio, su mayor nivel desde abril de 2023, cuando alcanzó 129.3 puntos, pero aún está 19 por ciento debajo de su máximo de158.2 puntos en junio de 2022.

Repuntan precios de leche en polvo, ¿por qué?

También subieron los precios de la leche desnatada en polvo, principalmente como consecuencia de las constantes importaciones desde Asia oriental y un volumen algo elevado de las ventas internas en Europa occidental.

Los precios mundiales de la leche entera en polvo subieron ligeramente en junio, a raíz de la firme demanda de importaciones y el ligero descenso estacional de la producción lechera en Oceanía. Por el contrario, los precios del queso disminuyeron marginalmente, sobre todo debido a la ralentización de la demanda mundial de importaciones de entregas a corto plazo.

La FAO informó que su indicador de referencia de los precios mundiales de los productos alimenticios se mantuvo sin variación en junio, ya que los aumentos en las cotizaciones internacionales de los productos lácteos, así como de los aceites vegetales, el azúcar fue compensado una disminución en el índice de precios de los cereales.

El índice de alimentos de la FAO se ubicó en junio en un promedio de 120.6 puntos, cifra igual a la revisada de mayo. El índice se encuentra ahora un 2.1 por ciento por debajo del valor de hace un año y 24.8 por ciento por debajo del máximo registrado en marzo de 2022.